Mi crónica de la Movistar Media Maratón de Madrid, por Mario Vaquero

Buenas, aquí va mi primera crónica, esta vez de la XVII Movistar Media Maratón de Madrid la cual pude disfrutar con mi amigo Álvaro. Dicha carrera la habíamos marcado en el calendario como plan de preparación para la EDP Maratón y 1/2 Maratón de Madrid.

 

El sábado coordinábamos como quedar para desplazarnos hasta la carrera; ¿Coche? ¿Metro? ¿RENFE? Al final decidimos ir en Renfe desde nuestra localidad. Los nervios previos siempre aparecen aun habiendo disputado con esta ya 8 Medias Maratones. Tengo que reconocer que me costó conciliar el sueño y una vez cogido, en varias ocasiones, me desperté por la noche. Cómo digo nervios por la prueba y nervios por no quedarme dormido. Un año ya me pasó, lo reconozco, que terminé aporreando el despertador y luego no le hice caso, siguiendo en los brazos de Morfeo haciendo esperar a mis compañeros del Club.

Bueno pues este año no me quedé dormido, a las 5:30 estaba ya tomando mi desayuno (Gachas de avena, uhmmm deliciosas), bien pronto para hacer la digestión bien y no tener sorpresas durante la carrera. Total que a las 6:00 ya había desayunado, vestido, dorsal colocado y haciendo tiempo para que mi cuerpo procesara con calma. A las 6:15 Álvaro me escribió interesándose si ya estaba preparado (al igual que yo había madrugado para seguir el mismo ritual). Organizamos tema de geles, confirmamos modo de transporte y repasamos cómo afrontar la carrera ultimando que ritmos llevar al principio y en qué parte del recorrido atacar para ir mejorando tiempos. Yo como objetivo comenté al principio era preparación y probarme para la Rock ‘n Roll 2018.

 

A las 6:50 Álvaro ya me esperaba en mi portal, 5 minutos antes conseguí que mi cuerpo gestionara la tarea en casa, como debe ser. Baje a la calle, mañana muy agradable, con bastante fresco, pero al menos no llovería como el día anterior. Nos encaminamos a la estación de RENFE y nos montamos en nuestro tren camino a Atocha, coincidiendo con otros Runners con la misma dirección. Es gracioso, hace 20 años cuando me montaba en la Renfe a esas horas era de regreso a casa tras una noche de juerga, donde jamás me encontré a nadie con las indumentarias que íbamos hoy nosotros.

 

Llegamos a Atocha sin percance alguno. Subimos andando con calma desde Atocha hasta la Plaza de Neptuno, en el Paseo del Prado ya tenían colocados los arcos de Meta y embudos con todo el material que entregan, con La Bolsa del corredor, al finalizar la carrera. Llegamos a la zona de ropero, grandes tiendas de campaña militares, organizadas por dorsales (me pareció muy cómodo el sistema para dejarlo) donde dejamos nuestras mochilas y nos dirigimos al principio de los cajones. Allí nos encontramos con el resto de compañeros del Club que realizaban la carrera. Intercambiamos opiniones, nos deseamos suerte y entramos cada uno en nuestro cajón correspondiente.

Yo llevaba dorsal amarillo, con tiempo acreditado de 1:45, Álvaro tiene mejores marcas que yo y él tenía el naranja, para sub 1:40, pero le dejaron entrar conmigo en el amarillo. El rato de espera hasta la salida, estuvimos unos 15 minutos que se me hicieron largos y fríos. Pero al fin llegó la hora fijada, 9:05 AM y se dio la salida. Las sensaciones primeras no me gustaron nada, me agobié bastante de la cantidad de gente que me encontraba, impedía que me concentrara y poder coger un ritmo de carrera y de respiración, lo cual me costó adaptarlo hasta el kilómetro 6. Pero siempre tuve a mi lado a mi gran compañero Álvaro, un orgullo contar contigo. Fue pendiente de mí, motivándome y gestionando con delicadeza para llevarme centrado en la carrera.

Desde la Plaza de Castilla empezamos a atacar tal como habíamos comentado por la mañana y cada vez conseguía estirar mis ritmos, llegando a la Calle Menéndez Pelayo con ritmos muy rápidos para mí, rondando los 4:10/Km. En un suspiro, lo digo así porque se me pasó de esa manera, rodeamos el Retiro, encontrando Atocha a mi izquierda y enfilando el paseo Del Prado, donde aún me quedaban algo de fuerzas para apretar y conseguir entrar parando el reloj en mi MMP en 1/2 Maratón en 1:36:35. Mi emoción y alegría era inmensa, la mejora en esta distancia en 1 año ha sido de 10 minutos, todo a basa de un gran esfuerzo y dedicación, sacrificando mucho tiempo de mi familia. También ha sido Gracias a la apreciada ayuda y compañía de Álvaro, me encanta llevarte a mi lado. Y también al Mister, Héctor y a Mario R, del mi Club Móstoles Running, por enseñarme a correr mejor y comer como es debido. La unión correcta de un buen entrenamiento y una alimentación correcta son primordiales. Y también agradecer a tod@s mis compis del Club Móstoles Running por compartir entrenamientos, tiradas y vivencias.

Mario Vaquero

Colaborador de Foro Runners

Eventos

One Thought to “Mi crónica de la Movistar Media Maratón de Madrid, por Mario Vaquero”

  1. MIG

    Esta genial la narración, grande!

Leave a Comment